Corrijo textos

Mi trabajo no es tangible, no se puede medir ni pesar.

Pero, eso sí, se puede apreciar: percibir a través de los sentidos y de la mente.

Es una labor bonita que implica leer, nadar por los textos que han creado otras personas, zambullirse en un mar de palabras conectadas y tener el privilegio de poder aportar algo, aunque solo sea un granito, para embellecer una obra.

Y no digamos ya la satisfacción si ésta llega a tener éxito, a consagrarse. Imagina tu currículum: “yo corregí a Ruiz Zafón”.

Asimilo mi oficio con añadir un instrumento más a una orquesta sinfónica, o con los arreglos de una canción —cuántos temas no han llegado a ser grandes éxitos por ellos—.

El escritor sueña con su creación, tiene en la cabeza todo lo que quiere narrar, una estructura de capítulos, personajes, hechos. Y, lo que es mejor todavía, tiene tiempo para ponerse manos a la obra. ¿Cuánto tiempo?

Recomiendo leer el artículo «Cuánto se tarda en escribir un libro»

Pues bien, después de todas esas horas, días, años… ¿crees que merece la pena que esa labor se archive solo en el disco duro de tu ordenador porque nadie aprecie las maravillosas historias que has contado?

Y no me refiero a que el texto sea malo, ni a que tus narraciones no sean interesantes y llenas de contenido: te estoy hablando de que sea ilegible, de que las pausas de lectura no sean las adecuadas y se rompa el ritmo de la acción, de que se pierda uno en la trama y no sepa qué personaje está hablando. Y de tantas y tantas cosas.

Ni que decir tiene el daño visual (nueva graduación de gafas) que implica encontrar faltas de ortografía sangrantes. Si es el caso, olvídate directamente de que nadie siga leyendo tu “niña bonita”.

¿Y qué me dices de publicar artículos magistrales en las redes sociales con cantidad ingente de gazapos? ¿Te ha pasado? ¿Sabes cómo evitarlo?

Mi trabajo no es tangible, no se puede medir ni pesar, pero se puede apreciar.

Publicado por Correcciones Quevedo

CORRECTOR DE TEXTOS - INGENIERO DE LETRAS: meticuloso y perfeccionista. Colaboro contigo para potenciar tus escritos, dándoles más valor con una adecuada puntuación y eliminación de faltas de todo tipo. No tires por tierra tu reputación publicando textos sin revisar. Poseo una excepcional habilidad para ello y aporto una experiencia de más de trece años de trabajo en TODOS los campos: editorial, prensa y televisión nacionales, tesis, másteres, etc. He localizado las faltas de ortografía en la Constitución Española de 1978 y algunas erratas no subsanadas todavía. También las de una tesis de mucha trascendencia mediática. He corregido algún libro ya publicado por un importante grupo editorial y localizado casi 200 faltas. Y un largo etcétera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: